¿Cómo gestionar las sobras en los restaurantes? 

gestionar las sobras

Descubre 3 métodos para evitar el desperdicio alimentario

Actualmente, la sostenibilidad y la reducción del desperdicio alimentario son temas de gran relevancia que impulsan a los restauradores a implementar estrategias para minimizar la cantidad de comida desperdiciada. Gestionar este aspecto es crucial, no solo para la reputación del restaurante, sino también y sobre todo para evitar que los alimentos acaben en la basura. En este artículo, proporcionaremos consejos y estrategias para manejar de la mejor manera la gestión de las sobras.

Las principales razones para reducir el desperdicio alimentario en los restaurantes

Reducción del impacto ambiental 

A través de la correcta gestión de alimentos, se contribuye a la disminución de las emisiones de gases y al uso eficiente de los recursos hídricos.

Beneficios económicos 

Es un aspecto importante para los restauradores, ya que permite reducir los desperdicios y, por consiguiente, ahorrar dinero y aumentar los beneficios.

Mejora de la reputación del restaurante 

Implementando estrategias sostenibles se mejora positivamente la imagen del restaurante y la fidelización, representando así un punto fuerte.

¿Qué estrategias podemos implementar? 

Exploremos estrategias eficaces para reducir el desperdicio alimentario en los restaurantes. 

Redefinir las porciones de los platos y los ingredientes 

A través del análisis de las ventas, comprender las preferencias culinarias de los clientes y así, reducir el desperdicio de alimentos no utilizados o poco utilizados que crean desperdicio alimentario. Otra estrategia eficaz es la redefinición de las porciones, por ejemplo, reducir las porciones o proponer opciones de porciones flexibles para que los clientes puedan pedir la cantidad deseada y así evitar el desperdicio.

Animar el uso de las doggy bags 

¿Habéis oído hablar de las doggy bags

Actualmente, cada vez más restaurantes en España están adoptando esta solución sostenible; se trata de ofrecer la posibilidad a los clientes de llevarse a casa las sobras, lo que contribuye a evitar el desperdicio alimentario y a reducir el impacto ambiental.

Adaptar el menú a las preferencias de los clientes

Un aspecto importante tanto desde el punto de vista de la gestión de los residuos, como desde el punto de vista de la rentabilidad del restaurante, es el uso de un menú flexible

. Por menú flexible se entiende un menú revisado sobre la base de dos criterios

  • La disponibilidad de los ingredientes frescos de temporada
  • Las preferencias culinarias de los clientes

La reducción del desperdicio alimentario es posible utilizando ingredientes de temporada, ya que son más fáciles de conseguir y demandados por los clientes, evitando así el desperdicio y garantizando la calidad de la comida. 

Analizar constantemente los gustos y las ventas nos permitirá comprender de manera exhaustiva las preferencias y, por lo tanto, comprar determinados productos, evitando así el desperdicio y aumentando la satisfacción del cliente.

Lascia un commento

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *

powerup.menu